TRUCOS Y CONSEJOS GASTRONÓMICOS: COMO PELAR LOS TOMATES FÁCILMENTE (19/04/2.012)

A veces, cuando preparamos alguna receta, nos vemos en la necesidad de eliminar las pieles de los tomates, para que al comerlos, no tengamos esa sensación de aspereza que pueden provocar las mismas, ya sea porque la piel es demasiado dura, o porque no nos apetece estar masticando algo que en ciertos tomates puede resultar algo áspero...

Para solucionar eso, y pelar los tomates en un plis plas, sin que se nos rompan, es decir, que nos queden enteros los tomates, tan solo deberemos seguir estos sencillos pasos:
 
Lavamos los tomates bajo el grifo.
 
Ponemos un cazo con agua y dejamos que hierva.
 
Le hacemos dos o tres cortes superficiales en la piel del tomate. Deberán ser unos cortes tan suaves, que serán casi como marcar los tomates. Repartiremos los cortes por todas las partes del tomate.
 
Sumergimos a continuación los tomates durante medio minuto, en el agua que teníamos previamente hirviendo.
 
Retiramos los tomates y los pasamos por agua fría.
 
De esa forma, tendremos los tomates con su piel levantada por aquellas zonas donde hicimos los cortes. Ahora tan solo nos quedará tirar de las pieles, para obtener unos preciosos tomates desprovistos de su correspondiente piel.