Andalucia Gastronomica

Cómo deshacerse de la publicidad intrusiva por Internet

Banners animados, con sonidos, interactivos, flash o páginas robapantallas… No hay nada más incómodo que ingresar a una página web y encontrar un banner o una ventana emergente que intenta robar toda nuestra atención y que se interpone en el contenido que nos interesa y que, incluso, interfiere en la navegación. Justamente a esto se le llama “publicidad intrusiva” y, para fortuna de los usuarios de la red, existe la opción de bloquearla.

Actualmente, se encuentran disponibles diversas opciones para erradicar la publicidad intrusiva de la navegación. Aunque se puede hacer uso de un proxy o programa que filtre y bloquee los anuncios, la opción más fácil y ampliamente utilizada por muchos es utilizar extensiones o complementos que se instalan en el navegador utilizado, sea Chrome, Firefox, Internet Explorer, Safari u Opera. Uno de estos complementos es Adblock Plus, el más famoso de todos y que puede ser descargado a través de su portal web‎.

“Nos gustaría fomentar el uso de una publicidad más directa y menos agresiva en los sitios web. Por eso hemos establecido unas directrices estrictas para identificar la publicidad aceptable”. Esta es la premisa de Adblock Plus, la herramienta que bloquea los anuncios intrusivos. Fundamentalmente, su definición de publicidad aceptable comprende a los anuncios estáticos que no tienen animaciones o sonidos, que no engañan al usuario, que no ocultan el contenido de la páginas, que no se ubican en medio de los textos, que no obligan al usuario a realizar alguna acción y que pueden ser distinguidos con la palabra “Publicidad”.

En sí, la popularidad de esta herramienta radica en que es percibida por los cibernautas como un instrumento de defensa de sus intereses. Desde el punto de vista del marketing, estas estrategias que parecen creativas, lo único que logran es frustrar al usuario y crear en él una imagen negativa, tanto del producto o servicio anunciado como de la página web que lo aloja.

El reto para los anunciantes es desarrollar publicidad de calidad en términos visuales y de contenido, que no vaya en detrimento de la experiencia que busca el usuario en la red y que más bien genere en él identificación y aprobación para que realmente funcione. Como en todo mercado, el consumidor está en todo su derecho de exigir calidad y los anunciantes en el deber de ofrecérselo.

Complejo de Adonis, la obsesión por el ejercicio físico

En los últimos diez años, las patologías derivadas de la obsesión por el culto al cuerpo han experimentado en España un alarmante incremento. Sin ir muy lejos, durante el año 2010, tres de cada cien adolescentes fueron diagnosticadas por anorexia o bulimia. Pero, además, se han multiplicado los casos de vigorexia o “complejo de Adonis” que es la obsesión por el deporte, es decir, la práctica excesiva de ejercicio físico para conseguir un cuerpo acorde con el canon marcado por la sociedad actual.

Pero hay que remontarse tiempo atrás para observar que la obsesión por el cuerpo ha existido prácticamente desde la Prehistoria y que, con el paso de los años, ha ido evolucionando, adaptándose a los hábitos de vida y tendencias de las nuevas sociedades. En la Prehistoria, la imagen ya se consideraba como un elemento esencial para la mujer. La fertilidad era símbolo de belleza en la mujer y era representada en cuerpos voluminosos e, incluso, deformes.

A lo largo de la historia, hemos observado cómo las civilizaciones antiguas, como el Antiguo Egipto, Roma y la Grecia clásica, ya eran esclavas del culto al cuerpo. La belleza que poseían los faraones egipcios fue motivo de veneración y ellos fueron los impulsores del maquillaje. Ya en esa época se usaban tintes de henna para el pelo y no hay más que recordar a Cleopatra y sus baños en leche de burra para conseguir una piel radiante y renovada.

En la actualidad, el culto al cuerpo se entiende como un fenómeno cultural que tiene sus bases en los modelos de belleza imperantes y de todas las nuevas tendencias que van surgiendo en la sociedad moderna. La búsqueda por la belleza extrema se ha convertido en todo un reto. Vivimos en una sociedad eclipsada por la imagen, donde la búsqueda por la perfección física se ha convertido en todo un negocio liderado por el consumo. Como diría Veblen, en su famosa teoría sobre la clase ociosa, el cuerpo se ha convertido en todo un objeto de consumo que hay que mostrar y exhibir a los demás.

El cuerpo actúa como icono de comunicación ante los demás y domina el estilo de vida. Para quien padece el complejo de Adonis, su rutina diaria incluye una práctica excesiva de ejercicio físico. Las personas vigoréxicas modifican sus estilos de vida que ya no conciben sin el deporte diario. Esto se debe a la nueva tendencia del cuerpo musculoso y atlético.

Este síndrome o patología afecta más a la población joven masculina. El complejo de Adonis convierte a las personas en esclavas de su propio cuerpo, obsesionadas por mantener una figura trabajada. La presión social ha distorsionado el concepto de belleza, pero está en uno mismo el saber mantenerse en forma sin sobrepasar los límites de la realidad.

Corrupción en Marbella: caso Malaya

Sobornos, blanqueo de capitales y malversación de caudales públicos son algunos de los delitos continuados en el tiempo que han situado a los responsables políticos a la cabeza de las estafas a la administración en Marbella. Concejales del consistorio marbellí y la propia alcaldesa fueron detenidos y el ayuntamiento disuelto.

En 2006, se abrió la veda para que la policía destapara el mayor caso de corrupción urbanística de la historia de España. El ayuntamiento fue registrado. Durante más de cinco años, se fueron recopilando datos en un sumario con casi doscientos tomos que dieron para una sentencia argumentada en más de cuatro mil folios. Uno de los casos más importantes en volumen a los que se ha enfrentado la justicia española. Casi cien personas se sentaron en el banquillo para declarar sobre su supuesta participación en la trama.

Juan Antonio Roca, el asesor de Urbanismo del ayuntamiento de Marbella, ha sido considerado el cerebro de las operaciones y eso que no ostentaba ningún cargo político. Jesús Gil fue el que empezó en los negocios con él en los años 90. Negocios que han mantenido a Roca en prisión desde que lo detuvieron en 2006.

Según la fiscalía del Caso Malaya, Roca habría acumulado más de doscientos millones de euros durante su actividad criminal. El mecanismo consistía en que las constructoras pagaban a Roca por edificar en suelos donde no estaba permitido. Aquel, como intermediario hacía llegar los sobornos a los concejales para obtener la recalificación del terreno y poder construir sin problemas.

El asesor de Urbanismo poseía una red de personas implicadas que se extendía por la mayoría de las provincias de Andalucía, además de otras comunidades. No bastándole con las comisiones de las empresas de construcción, los impuestos que recaudaba el ayuntamiento los usaba en beneficio propio (coches y viviendas de lujo, obras de arte como un cuadro de Joan Miró que decoraba el baño de su casa). Acabó confirmando el pago de dinero en sobres a los concejales.

Otras protagonistas del caso fueron la alcaldesa de la época, Marisol Yagüe, y la segunda de la lista, Isabel García Marcos. Ambas habían apoyado la moción de censura contra el primer edil Julián Muñoz y se pasearon por los medios defendiendo que no estaban implicadas en el caso de corrupción. Las dos han sido condenadas por el juez Torres a seis y cuatro años de prisión, respectivamente.

Un entramado muy mediático que ha llenado también las revistas y los programas del corazón durante años, ya que algunos condenados saltaron a la televisión dada su popularidad, como la ex mujer del que fuera alcalde marbellí, Maite Zaldívar, o la cantante Isabel Pantoja. El “caso Malaya” ha servido para que otros casos de corrupción en las corporaciones municipales salgan a la luz y estén en manos de la justicia.

Crecimiento del mercado inmobiliario en Estados Unidos. ¿Señal de una nueva burbuja?

Parece que ha habido una especie de borrón y cuenta nueva para el sector inmobiliario en Estados Unidos. Fue precisamente allí donde surgió y estalló la primera burbuja hipotecaria que dio el banderazo de salida a la crisis económica mundial de 2008 y, seis años después, este mercado repunta nuevamente, pese a todas las expectativas. La sospecha para quienes siguen de cerca el fenómeno es que pueda tratarse de una nueva burbuja.

La situación actual del mercado inmobiliario del gigante norteamericano nada tiene que ver con la del oscuro 2012. Por ejemplo, en este momento ha disminuido el número de desahucios, así como los dueños de inmuebles que tenían una deuda mayor que el valor de su propiedad. En esta perspectiva, la instántanea se caracteriza por el mayor índice de crecimiento desde 2006, ya que la construcción de viviendas está aumentando a un ritmo anual del 23%. Asimismo, la venta de viviendas ha aumentado más de un 15% y su precio se ha incrementado entre un 7% y un 12%
Ciertamente, este crecimiento es atribuido en gran parte a las políticas aplicadas por el gobierno estadounidense. Así, la Reserva Federal inyecta grandes cantidades de dólares a la economía y mantiene a toda costa los tipos bajos de interés. No obstante, ahora se le cuestiona a la administración el respaldo a los créditos hipotecarios a través de la FHA.

Hace casi ochenta años, nació una modalidad de financiación llamada Federal Housing Authority (de ahí las siglas) que tenía el propósito de respaldar pequeños créditos a propietarios cuya situación económica no les permitía tener una vivienda propia. Sin embargo, a partir de la crisis, el gobierno modificó su regulación para financiar a los afectados por las hipotecas subprime.

De esta forma, los nuevos préstamos respaldados por el estado que, por cierto, están siendo gestionados a través de entidades financieras privadas, ofrecen unas condiciones mucho más cómodas a las de los créditos regulares del mercado. Para muchos, este podría llegar a ser el detonante de la posible burbuja al tener en cuenta que, de acuerdo con la Oficina Federal de Supervisión de Empresas Inmobiliarias, el 90% de los nuevos créditos hipotecarios proceden precisamente de los créditos FHA.

Y si se creía que lo peor ya pasó, lo que parece venir desafía toda expectativa. No cabe duda de que, en materia de creatividad, los inventores de productos financieros se llevan la delantera.

Ellos, los responsables de la última crisis económica mundial gracias a las hipotecas subprime o los bonos basura, así como de los polémicos fondos de inversión libre o hedge founds, tienen preparada su última novedad. Se trata productos de inversión a partir de paquetes de casas embargadas en arriendo, es decir, obtener rentabilidades de la renta que se paga por el alquiler de casas compradas muy baratas a los bancos.

Respecto al tema hay muchas opiniones encontradas. Para algunos, este nuevo producto permitirá dotar de liquidez al sector inmobiliario (lo cierto es que una aparente sana intención estaba también detrás de los créditos subprime y era permitirle a un mayor número de personas acceder a una vivienda propia); mientras que, para otros, es un producto basura que, como las subprime, puede perder el control. Respecto al futuro, lo único que se sabe es que no se sabe nada.

Aunque se quiera ver como un periodo normal de recuperación que debería alentar el optimismo mundial, el panorama actual en Estados Unidos presenta muchas similitudes con la situación económica precrisis. Más concretamente respecto a la nueva demanda de vivienda, el aumento de los precios y la flexible política de financiación hipotecaria. Por ahí dicen que quien no conoce su historia está condenado a repetirla.

Casas rurales Madrid opiniones
Comprar vino online opiniones
Cerrajeros Valencia opiniones
Reformas Madrid opiniones
Cerrajeros Madrid opiniones
Despedidas de soltera Madrid opiniones
Mudanzas Valencia opiniones
Despedida de soltero Barcelona opiniones
Abogados Sevilla opiniones
Mudanzas internacionales opiniones
Restaurante Buenos Aires opiniones
Escorts Barcelona opiniones
Viajes a Riviera Maya opiniones
Microcemento precios opiniones
Psicologos Madrid opiniones
Escorts Valencia opiniones
Sistema TPV opiniones
Comprar colchon online opiniones
Escorts Madrid opiniones
Academias de inglés en Madrid opiniones
Mudanzas Barcelona opiniones
Cerrajeros Granada opiniones
Cursos presenciales Madrid opiniones
Psicologos Valencia opiniones
Abogados Valencia opiniones
Colchones baratos opiniones
Rinoplastia Madrid opiniones
Hipoteca multidivisa Madrid opiniones
Puertas de madera Barcelona opiniones
Reformas integrales Barcelona opiniones
Abogados Barcelona opiniones
Ayuda a domicilio opiniones

By: frtincertf15476